top of page

2006 Age Group

Public·16 members

El Impacto De Ciencia En Sociedad B. Russell.pdf __TOP__


El dirigente de Cellnex Telecom aconseja releer los clásicos de la literatura en tiempos de crisis para empaparte de nuevos enfoques. Para la situación actual, recurre a Impacto de la ciencia en la sociedad, de Bertrand Russell, una obra que aporta una visión optimista del papel de la ciencia y la tecnología en la sociedad.




El Impacto de Ciencia en Sociedad B. Russell.pdf



Su Impacto de la ciencia en la sociedad, escrito en 1952, nos ofrece aún hoy una lectura oportuna e inspiradora, en un momento en el que rumores y teorías de la conspiración quieren hacerse, desde el dogmatismo, con un lugar en el debate público alejándonos de los postulados de la razón científica basada en la evidencia y el análisis de los hechos.


Me interesa de la lectura de Russell su visión optimista, pero no por ello ingenua, del papel de la ciencia en la sociedad. Es gracias a la ciencia y a la tecnología que el mundo y la sociedad contemporáneas han conocido el mayor grado de bienestar de la historia de la humanidad. Incluso el mayor grado de distribución de la riqueza y, consecuentemente, de reducción de la pobreza, como también nos recuerda otra lectura interesante más reciente del autor sueco Johan Norberg, Progreso. Diez razones para mirar al futuro con optimismo.


Ciertamente, como sociedad y como planeta, estamos pagando un precio, el cambio climático y su impacto. Y debemos preguntarnos seriamente por la sostenibilidad del modelo de crecimiento en la nave espacial tierra, rememorando a James Lovelock y su teoría Gaia, que contemplaba la tierra como un ser vivo sujeto a un delicado y sensible equilibrio biológico.


Pero es precisamente apelando al optimismo de Russell, y a la razón como método, que encontraremos en el potencial de la ciencia y la tecnología las respuestas que nos permitan superar los retos de esta crisis. Pensemos, sin ir más lejos, en lo que está suponiendo la pandemia de la Covid-19 para demostrarnos hasta qué punto la razón y el método científico constituyen el modo correcto de afrontar los grandes problemas que enfrentamos. Pensemos por un instante cuáles habrían sido las consecuencias de esta pandemia sin el desarrollo de las vacunas y su distribución en un tiempo absolutamente récord, o también sin el concurso de la conectividad y las telecomunicaciones que han mitigado el impacto social, familiar y económico de esta crisis sanitaria sin precedentes.


Son ejemplos del impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad y claramente reflejan el espíritu optimista y de mirada abierta al futuro y exenta de dogmatismos que animaba la reflexión de Bertrand Russell. Feliz lectura.


Por otro lado, no es menos cierto que la academia ha jugado un papel fundamental en la brecha entre ciencia y sociedad. Hoy en día, la ciencia, de tradición académica, está totalmente distanciada de la sociedad. Encerrado en su palacio de sabiduría, el científico contemporáneo hace muy poco por establecer una interacción con la comunidad que lo soporta.


Históricamente ha habido algunos esfuerzos por hacer comunicación que sirva de enlace entre la ciencia y la sociedad. Entre los trabajos considerados como de popularización de la ciencia desde de la Grecia antigua y la época romana, se cuentan los de antropología de Heródoto, los de teoría atómica de Lucrecio, y los de naturalismo de Plínio.


Ahora bien, más allá de la importancia del conocimiento científico como parte de nuestra base cultural, hay un problema más profundo, resultado de la brecha ciencia-sociedad. Científicos y filósofos, como Carl Sagan y Bertrand Russell, lo han advertido en repetidas ocasiones: la ciencia y la tecnología son cimientos de la civilización actual, no podemos ignorarlos. La ciencia engendra conocimiento y el conocimiento engendra poder. Es un poder que necesita ser usado de manera inteligente y moral, es importante que todos los actores de la sociedad estén conscientes de ese poder y de sus posibles usos.


Soy un chico de 21 años, no me considero un hombre de ciencia y mucho menos alguien culto, solamente soy una persona que le gusta adquirir conocimiento, al encontrarme con este articulo vi la asociación de la opinión expuesta aquí y lo que otras personas que están familiarizadas tanto con la ciencia, como con la sociedad, han publicado en años anteriores y me he dado cuenta de una constante: se trata de introducir la ciencia en la cultura. Pero de eso artículos ya han pasado décadas y aún seguimos con la problemática, veo a personas que aún creen que los científicos deben ser considerados superiores a los demás y por tanto su lenguaje debe ser incomprensible para las personas comunes. También veo a personas que se quejan de no poder entender a los artículos de ciencia debido a la cantidad de tecnicismos que se utilizan en tales artículos, lo cual veo como algo sin validez, ya que contamos con tantas herramientas para adquirir el conocimiento necesario para comprender esos tecnicismos, basta con una breve búsqueda en la web para captar el significado. Claro esta no digo que sea una tarea fácil o que se pueda hacer con brevedad, pero se que vale la pena el aprendizaje de cosas que nos afectan de forma directa o indirecta. Y puedo decir que si utilizáramos más el razonamiento en nuestra vida cotidiana quizá no tomáramos tantas decisiones malas. Por cierto, agradezco a aquella persona que dedico tiempo y esfuerzo a la creación de este articulo y me parece que este tema debe de ser objeto de un análisis más profundo.


Me parece que es un artículo mediocre en todos los aspectos. Más bien post-moderno: bien escrito, ameno de leer, inspirador, idealista, no define conceptos y ensalza la figura del humanista y de la culturaLa ciencia y el conocimiento no son lo mismo. Conocmiento se puede generar en una sala sin ventanas, la ciencia necesita de un mundo material para crear ese pensamiento. Primero existe y luego es pensamiento. El conocimientos simplemente es un pensamiento desde el momento en el que nace. Es un error importante no haber definido ni siquiera estos conceptos.Cómo no, un sociólogo y un psicólogo como citas de autoridad. Dos personas que no hacen ciencia, que solo crean ideas e interpretan el mundo que tienen a su alrededor, culturalmente o históricamente, pero no desde una perspectiva racional y objetiva.Al contrario de lo que se dice arriba, el saber (tal vez si la cultura y el conocimiento) no vive en un palacio aislado del mundo. Sólo se necesita el mundo físico para hacer ciencia y desarrollarla. La ciencia no tiene que llegar a ninguna parte, ni abrirse a la sociedad como un juego, es la sociedad la que debe acercarse a ella. Está al alcance de cualquier persona que quiera acceder a ella, no hay ninguna excusa, salvo en la propaganda post-moderna. Quizás deba preguntarse la sociedad si es la ciencia la que le debe ese acercamiento o es la sociedad la que le debe su existencia a la ciencia.En lo único en lo que el artículo ha sido racional, es en la figura de la persona culta. Alguien así sólo sabe datos inútiles del gremio o grupo en el que está integrado. Ni crea ni hace ciencia, sólo sabe cosas sin ningún valor y espera siempre que su grupo cultural le reconozca como un intelectual, como un pastor secular y laico.Pensaba que el enfoque general era a favor de la ciencia, pero siendo condescendiente y perdonando los vicios de la sociedad, las culturas, las ideologías y todo tipo de idealismos sólo se ponen trabas a la ciencia. Es una pena. 350c69d7ab


https://soundcloud.com/duconzniaru/microsoft-office-free-crack-verified_download

About

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...
Group Page: Groups_SingleGroup
bottom of page